Pablo Huneeus
Seguir a @HuneeusPablo


PASEO DE LA HISTORIA
por Pablo Huneeus

(El domingo mandé esta carta al diario “El Mercurio”. Noticias de San Francisco, California, indican que apareció en la edición electrónica del lunes o martes pasado)

Ahora que la Biblioteca Nacional quedó hecha una joya, cae de maduro hacer al frente una explanada para destacar su magnífica arquitectura.

Más aún, al mirarla desde calle Santa Rosa durante uno de los raros momentos en que no está asediada de micros, por ejemplo al alba si uno viene llegando del sur, entonces se escucha un gemido de la historia. A la izquierda tenemos la Iglesia de San Francisco, la más antigua de Chile y a la derecha, las nobles escalinatas del cerro Santa Lucía. Son obras cargadas de tradiciones, muy bonitas, pero unidas por un espacio tristemente destinado al tráfico vehicular.

Entonces, lo que nos dice en su silencio tan grande patrimonio de la nación es echar el tráfico por otro lado, por calle Alonso Ovalle o bajo tierra si quieren y hacer un Paseo de la Historia que vaya desde el Santa Lucía a San Francisco.

¿Y por qué no hasta la plaza Bulnes? Ahí tendríamos además la Universidad de Chile, el Club de la Unión, el Barrio Cívico, el Palacio de Moneda, las estatuas de O’Higgins, Carrera y San Martín, todo en medio de un paseo para caminar en familia y donde podrían presentarse también monumentos de nuestra naturaleza como el peumo, la palma y el canelo.

COMENTARIO DE ALEJANDRO HUNEEUS, desde San Francisco:

Hola Pap,

Me gustó la idea del Paseo de la Historia, en realidad cualquier cosa con
tal de sacar la brutalidad de micros que pasan por la Alameda, tal vez una
horrible “freeway” al estilo californiano oculta por el lado sur (la Alameda
misma no da para mas excavaciones porque tiene el metro). Hay un proyecto
bastante avanzado de hundir la Alameda en Plaza Bulnes para el Bicentenario,
y hacer una gran explanada cívica, pero es cierto que otra explanada en el
barrio de la UC, Santa Lucia, Biblioteca y San Francisco quedaría genial,
es cosa de ver como mejoró la vista de la Catedral con la nueva Plaza de
Armas (tal vez lo único rescatable de toda esa plaza). En fin, soñando con
la historia...

A.

Contacto Pablo Huneeus