Pablo Huneeus
Seguir a @HuneeusPablo
SALVADOR FERNÁNDEZ PONICIO, 1916 - 1938.
In Memoriam

Como si su alma fuese el fulgor del bronce cuando le da el sol, lo conocí de un chispazo al salir corriendo del Palacio de La Moneda en dirección al cine Metro, de calle Bandera.

Solíamos con mi amigo Salva arrancarnos a media mañana del colegio San Ignacio, de calle Alonso Ovalle 1452, para acudir, pasando por dentro del Patio de Los Naranjos y todo eso en aquel tiempo de libre circulación, a la sesión matinal de los teatros céntricos a ver películas de la Segunda Guerra Mundial, sesión muy concurridas por oficinistas, quienes luego de timbrar su llegada temprano, se evadían a dormitar un rato.

Al emerger ante la Plaza de la Constitución, por la misma puerta que en 1973 le tocaría enfrentar a los bombarderos Hawker Hunter de la Fach, viramos rápido hacia el centro y al cruzar la calle Morandé, me dice Salva:

-¡Mira!, ése es mi tío, comenta apuntando al nombre «Salvador Fernández P.»

De veras, que el nombre completo de mi amigo cinéfilo es Salvador Villanueva Fernández, debo haber pensado. No sé, andábamos por los doce o trece años de edad, y en ese momento no creo haber sopesado el drama de un estudiante de 5° año de Medicina de la Universidad de Chile, que se ganaba el pan oficiando de boletero de cine.

Concurre a una marcha de oposición en la Alameda. Carabineros de Chile lo arresta junto a un centenar de manifestantes. Manos en alto, sin portar más armas que sus ideas libertarias, los conducen al edificio del Seguro Obrero, de Moneda con Morandé, donde la tropa, al mando del general de carabineros, Humberto Arriagada Valdivieso, el mismo de la masacre de Ranquil (1934) y que el régimen militar, a través del Ministerio de Salud, decreta en honor a tan valiente uniformado «con motivo del cincuentenario de la creación de Carabineros de Chile, el 27 de Abril de 1977, se dispuso que el Hospital Institucional pasara a denominarse a contar de esa fecha, Hospital de Carabineros del General Humberto Arriagada Valdivieso».

OTRO SALVADOR, MUCHOS SEPTIEMBRES ATRÁS
por Florencia Larraín Villanueva

También se llamaba Salvador, también estudiaba medicina, también murió violentamente en Septiembre en un Chile convulsionado y dividido.

Probablemente son pocos los que recuerdan el 5 de Septiembre de 1938. Ese día, hace 75 años, fueron masacrados 59 jóvenes pertenecientes al Movimiento Nacional Socialista.

Uno de ellos fue mi tío abuelo, Salvador Fenández Ponicio. Tenía 22 años y era conocido por su inclinación social. Su cuerpo fue reconocido por mi abuelo: tenía 17 disparos y múltiples contusiones.

Muchas veces oí a mi abuela Aída hablar de su hermano, jamás la oí decir una palabra odiosa contra nadie. En su honor bautizó a uno de sus hijos con ese nombre y mantuvo siempre un recuerdo amoroso de su hermano querido. Nunca recibió una compensación, jamás hubo actos de reparación ni discursos grandilocuentes.

¿Hubiéramos sido más felices de haber mediado un perdón colectivo de los responsables de su ejecución o del Presidente Alessandri Palma, bajo cuyo mando estaban? No creo. Mis abuelos supieron mirar hacia delante, agradecer lo que la vida les trajo , recordando siempre con cariño a un miembro querido que pasó a la historia luchando por sus convicciones. Mi abuela sobrevivió muchos años a su hermano Salvador, el mundo cambió, hubo guerras cruentas, el nacionalsocialismo tomó un camino que con seguridad los jóvenes que murieron ese día no imaginaron nunca. De lo que sí estoy segura es que a los 40 años de su muerte, el 78, mi familia había incorporado hace tiempo este capítulo trágico a nuestra memoria colectiva, en paz, sin esperar nada de los demás para reparar una pérdida tan grande.

Escribo este testimonio pensando en muchas familias que perdieron a sus seres queridos, como una forma de contribuir a que nuestra Nación sane, a que no se ponga el dedo en la llaga ni se banalice el sufrimiento de muchos exponiéndolo sin pudor y aprovechándose del mismo para obtener ventajas electorales.

LA LISTA

Los 59 ciudadanos chilenos que el 5 de septiembre de 1938, luego de manifestarse frente a la Universidad de Chile, Alameda 1058, fueron conducidos brazos en alto al edificio de la aseguradora «Seguro Obrero», Morandé 107, hoy sede del Ministerio de Justicia, y sin mediar juicio ni apelación fueron muertos por la soldadesca del Estado.
Entre paréntesis, su edad, que en promedio es 23,5. Como legalmente se era adulto a los 21, once son menores de edad.
1.- Jorge Alvear Soto (28)
2.- Emiliano Aros Molina (23)
3.- Luis Arriagada Muñoz (23)
4.- Hugo Badilla Tellería (21)
5.- Jesús Ballesteros Miranda (35)
6.- Carlos Alfredo Barraza Robles (25)
7.- Alejandro Bonilla Tajan (23)
8.- Bruno Brüning Schwarzenberg (27)
9.- Domingo Chávez Whalen (22)
10.- Renato Chea Meneses (18)
11.- Guillermo Cuello González (29)
12.- Heriberto Espinoza Lizana (22)
13.- Mauricio Falcón Piñeiro (35)
14.- Salvador Fernández Ponicio (22)
15.- José Figueroa Figueroa (24)
16.- Gerardo Gallmeyer Klotzche (22)
17.- Julio Hernández García (18)
18.- Enrique Herreros del Río (21)
19.- Jorge Jaraquemada Vivanco (18)
20.- Manuel Jelves Olea (19)
21.- Timoleón Jijón González (20)
22.- Carlos Jorge Jeldes (18)
23.- Daniel Jorge Jeldes (24)
24.- Juan Kähni Holzapfel (25)
25.- Walter Kusch Dietrich (21)
26.- Enrique Magasich Huerta (23)
27.- Marcos Magasich Huerta (29)
28.- Francisco Maldonado Chávez (29)
29.- Félix Maragaño Flores (37)
30.- Raúl Méndez Ureta (18)
31.- Hermes Micheli Candia (19)
32.- Pedro Molleda Ortega (19)
33.- Hugo Moreno Donoso (21)
34.- Víctor Muñoz Cárdenas (35)
35.- Carlos Muñoz Cortés (¿?)
36.- Alberto Murillo Muñoz (18)
37.- Juan Orchard Fox (21)
38.- César Parada Henríquez (24)
39.- Mario Pérez Perreta (23)
40.- Alberto Ramírez Zamora (20)
41.- Pedro Ángel Riquelme Triviño (25)
42.- Waldemar Rivas Vilaza (28)
43.- Carlos Riveros Sáez (21)
44.- Efraín Rodríguez Sáez (27)
45.- Jorge Sepúlveda Céspedes (24)
46.- Neftalí Sepúlveda Soto (18)
47.- Manuel Silva Durán (22)
48.- Juan Silva Tello (25)
49.- José Sotomayor Sotomayor (19)
50.- Eduardo Suárez Suárez (27)
51.- Víctor Tapia Briones (35)
52.- Jorge Tépper Bradanovich (22)
53.- Héctor Thennet Gillet (23)
54.- Luis Thennet Gillet (24)
55.- Jorge Valenzuela San Cristóbal (22)
56.- Julio César Villasiz Zura (21)
57.- Ricardo White Álvarez (24)
58.- Humberto Yuric Yuric (22)
59.- Salvador Zegers Terrazas (23)