Pablo Huneeus
Seguir a @HuneeusPablo
Pablo Huneeus menu

A todo trapo. Homenaje a la navegación a vela.

Editora Nueva Generación, fono 2183974.

Al amanecer del 20 de noviembre de 1520, Hernando de Magallanes divisó desde al Atlántico Sur unos picachos nevados hacia el este, descubriendo así un país llamado Chile. (Diego de Almagro llegó en mula dieciséis años más tarde).

Venía Magallanes impulsado por vientos polares, que obligaron a su carabela Trinidad ceñir hacia cabo Vírgenes, desde donde se alcanza a ver la cordillera.

Luego de explorar un mes la región del estrecho, zarpó a las Filipinas, para morir peleando contra caníbales y dejar a Sebastián Elcano completar -siempre a vela- la primera vuelta al mundo.

A vela y viento también fue la Conquista. Desde la primera escuadra nacional Las Cuatro Tablas lanzadas por O'Higgins, en adelante, Chile anduvo a punta de rachas. Su economía, exportaciones, y poblamiento, todo fue movido por trapos al aire. A vela también, llegaron nuestros antepasados.

A fines del milenio, cuando la barca maulina se esfuma en el olvido y la lancha chilota cede paso al bote a motor, aparecen raudos los yates. Velas de kevlar y casco de fibra, son otros tiempos pero un mismo espíritu. Mar y mástil, vendaval y músculo, es la unidad vital que ha movido al hombre sobre la faz de la Tierra.

Por medio de este libro, original de Pablo Huneeus, el Banco Sud Americano ha querido honrar la navegación a vela.

Junto con celebrar las gloriosas naves del pasado, queremos dar testimonio de nuestra fe en el ingenio humano, el mismo que hizo del viento un medio de conquista, y que hacia futuro proyecta el mar, y la vela también, como timón del progreso.